Consejos para comprar una furgoneta camper de ocasión

consejos para comprar una furgoneta camper de ocasion

Si estás pensando en comprar una camper de ocasión o de segunda mano te serán muy útiles ciertos consejos. Con ellos vas a poder detectar realmente cuáles son las claves a las que debes de prestar atención.

Tips para comprar una furgoneta camper

Como cualquier otra compra de ocasión o de segunda mano, hay ciertos puntos a considerar. Ellos, lo que harán será posibilitarte acceder a un vehículo más económico y con las prestaciones que tú desees.

A ese presupuesto ten en cuenta que hay que sumarle el seguro para una camper van así estarás tranquilo en cualquier viaje.

Compara distintos vehículos

El mercado de camper de ocasión o de segunda mano es muy amplio. Esto hace que haya miles de opciones disponibles para ti. Se trata entonces de que puedas comparar aquellos vehículos que estén dentro de tu presupuesto para saber cuál es el que se ajusta más a tus necesidades.

Revisa el chasis

Cuando ves la parte exterior y encuentras algunas manchas, marcas o similares te harás una idea de cómo está el chasis.

Puede que te digan que solo ha tenido unos pocos siniestros. Averigua todo antes de comprarla.

También puedes revisar el óxido que hay en la zona de los bajos de la furgoneta. Si golpeas esa parte y aparece el óxido puede demostrar claramente que algo dentro de la estructura se está pudriendo.

ITV

Si se ha pasado la ITV hace poco tiempo entonces mucho mejor. Si no es así, pregunta cuándo fue la última vez. Sería bueno también conocer si se ha cambiado alguna pieza y si fuera así, cuál de ellas ha sido.

Motor

La prueba de motor es una de las que da más información de cómo se encuentra un vehículo. Puedes hacer distintas pruebas. Una de ellas sería la prueba de recuperación. Con esta prueba al encender el motor y dejarlo en punto muerto, verás al acelerar qué tipo de sonido te emite.

Otras pruebas que se pueden realizar son, por ejemplo, en carretera. Allí se pueden escuchar claramente los ruidos y distintos tipos de vibraciones que haga el vehículo.

Y, por último, la típica prueba de la cuesta. Esto te va a decir mucho sobre la fuerza que tiene el motor de la furgoneta. Si durante este proceso se ahoga, entonces no es un coche que se recomiende comprar.

Dirección asistida

No hay que olvidar que otro punto fundamental es la dirección asistida del vehículo. Cuando vas por carretera, siempre que sea en línea recta, si sueltas el volante vas a poder ver si el coche se desvía o no.

También podrías probar dejarlo en punto muerto y maniobrar de un lado al otro. Si hay resistencias entonces eso quiere decir que la dirección no es buena o que está dura.

Otro tipo de comprobaciones que se recomiendan realizar son, por ejemplo, ver la calefacción, extras, entre otros.

Y por supuesto, comprobar todos los datos administrativos y que el coche no tiene ningún tipo de carga o similar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.